Comunicado de prensa world map
Sala de prensa > Comunicado de prensa

 

Comunicado de prensa Nº 907

Comunicado destinado solamente a informar a la prensa
No es un documento oficial

 

Según el Boletín de la OMM, se prevé que el actual episodio
de La Niña continúe durante el primer trimestre de 2011
pero que vaya perdiendo intensidad
 

 

Ginebra, 25 de enero de 2011 (OMM) – En el Pacífico tropical se sigue constatando la presencia de un importante episodio de La Niña, que influye en las condiciones climáticas de diversas regiones del mundo. Se prevé que su intensidad disminuirá en los próximos cuatro meses, según se indica en el último Boletín “El Niño/La Niña hoy”, que ha publicado hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM). 

Casi todos los modelos de predicción prevén que el actual episodio de La Niña continúe durante al menos los próximos dos a cuatro meses, o sea hasta bien entrado el primer trimestre de 2011 y, posiblemente, hasta el segundo trimestre (abril o principios de mayo).

“Es probable que la intensidad de este episodio disminuya en el curso de los próximos cuatro meses”, se indica en el Boletín “El Niño/La Niña hoy”.

Según el Boletín, después de esa fecha es difícil determinar cuál será la evolución del ciclo de El Niño/La Niña.

El fenómeno de La Niña se caracteriza por temperaturas de la superficie del océano inusualmente frías en la parte central y oriental del Pacífico tropical, mientras que el fenómeno de El Niño se caracteriza por temperaturas anormalmente cálidas de la superficie del océano. Ambos fenómenos alteran la configuración de la circulación atmósfera-océano a gran escala en los trópicos y tienen consecuencias importantes en el tiempo y el clima del mundo entero. Una vez implantados, suelen durar nueve meses o más.

El actual episodio de la Niña se formó rápidamente entre junio y julio de 2010, tras haberse disipado el episodio de El Niño de 2009/2010.

Según los indicadores atmosféricos (presión al nivel del mar, vientos, nubosidad, etc.), este episodio de La Niña es uno de los más intensos del ultimo siglo, mientras que los indicadores oceánicos señalan que se trata de un episodio de intensidad moderada a fuerte, durante el cual la temperatura media de la superficie del mar en la parte central y oriental del Pacífico tropical ha sido aproximadamente 1,5 grados Celsius inferior a la normal. Se ha producido un fuerte acoplamiento océano-atmósfera, como ponen de manifiesto la reducción de la nubosidad y la intensificación de los vientos alisios que acompañan al enfriamiento de las temperaturas en la superficie del mar.

Una presión al nivel del mar por debajo de la media y una temperatura de la superficie del mar por encima de la media en la parte occidental del Pacífico tropical y en la parte oriental del océano Índico, relacionadas con el actual episodio de La Niña, han provocado unas precipitaciones muy por encima de la media en algunas zonas de Australia, Indonesia y el sureste de Asia. Se atribuyen también al actual episodio de La Niña las precipitaciones superiores a la media registradas en el sur de África, así como las precipitaciones inferiores a la media observadas tanto en la zona oriental del África ecuatorial, como en la zona central del suroeste de Asia y en la zona suroriental de América del Sur.

En el Boletín “se aconseja a las regiones que suelen verse afectadas por el fenómeno de La Niña que tengan en cuenta que está previsto que el actual episodio continúe con una intensidad moderada a fuerte durante los próximos uno a dos meses y con menor intensidad durante marzo y abril”.

Esta proyección se basa en los resultados de numerosos modelos de predicción numérica, las condiciones climáticas características del fenómeno y en la presencia de temperaturas superiores a las normales en las aguas subsuperficiales de la parte occidental del Pacífico ecuatorial, que se están desplazando lentamente hacia el Este.

Si bien muchos de los efectos climáticos regionales observados recientemente concuerdan con las condiciones características de La Niña, algunos difieren de ellas y esta tendencia podría prolongarse. Por ello, es importante consultar la información sobre el clima regional y las proyecciones estacionales que tienen en cuenta tanto las condiciones actuales de La Niña como otros factores que pueden influir en el clima local.

El Boletín "El Niño/La Niña hoy" es una publicación basada en el consenso, que prepara la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en estrecha colaboración con el Instituto internacional de investigación sobre el clima y la sociedad (IRI), ubicado en Estados Unidos de América, sobre la base de la información facilitada por distintos centros de predicción climática y expertos de todo el mundo.

Información general:

Por lo general, durante los episodios de La Niña, las precipitaciones aumentan en la parte occidental del Pacífico ecuatorial, y en particular en el norte de Australia y en Indonesia, de diciembre a febrero, y en Filipinas de junio a agosto, mientras que casi desaparecen en la parte oriental del Pacífico ecuatorial. Además, se suele observar que, de diciembre a febrero, en la zona septentrional de América del Sur y el sur de África se dan condiciones más húmedas de lo normal, y lo mismo ocurre de junio a agosto en el sur de Asia y en la parte suroriental de Australia. Por el contrario, a lo largo de la costa de Ecuador, al noroeste de Perú y en la zona ecuatorial del este de África se observan condiciones más secas de lo habitual de diciembre a febrero, y en el sur de Brasil y en el centro de Argentina de junio a agosto.

Los episodios de La Niña también provocan anomalías de temperatura a gran escala en todo el mundo, y la mayoría de las regiones afectadas experimentan condiciones inusualmente frías. Por ejemplo, de diciembre a febrero, se observan temperaturas inferiores a lo normal en el sureste de África, Japón, el sur de Alaska y el oeste y centro de Canadá, así como en el sureste de Brasil; mientras que de junio a agosto se experimentan condiciones más frías de lo habitual en India y el sureste de Asia, a lo largo de la costa occidental de América del Sur, en la región del Golfo de Guinea, y en la zona septentrional de América del Sur y en partes de América Central; asimismo, de diciembre a febrero, se observan temperaturas superiores a lo normal a lo largo de la costa del Golfo de Estados Unidos. 

Además, se sabe que La Niña suele dar lugar a una temporada de huracanes relativamente más activa de lo normal en el Atlántico Norte tropical entre junio y noviembre.

Más información sobre La Niña y los fenómenos meteorológicos extremos actuales relacionados

 


La Organización Meteorológica Mundial es el portavoz autorizado

de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua

 

Para más información, sírvase ponerse en contacto con la Oficina de comunicación y de relaciones públicas de la OMM:

Sra. Carine Richard-Van Maele, jefa de la Oficina, tel.: +41 (0)22 730 8315; móvil: +(41 79) 406 47 30;correo electrónico: cpa@wmo.int

o

Sra. Clare Nullis, agregada de prensa de esa Oficina, tel.: +41 (0)22 730 8478; correo electrónico: cnullis@wmo.int

Sitio web de la OMM: www.wmo.int

 

top
line

 


 
© Organización Meteorológica Mundial (OMM), 7 bis, av. de la Paix, CP 2300, CH-1211 Ginebra 2, Suiza -Contáctenos
- Derechos de autor | Fraudes | Confidencialidad | Descargo de responsabilidad | Condiciones de uso | Naciones Unidas | Accesibilidad