Comunicado de prensa world map
Sala de prensa > Comunicado de prensa

 

Comunicado de prensa Nº 920

Comunicado destinado solamente a informar a la prensa
No es un documento oficial

 

El Congreso Meteorológico Mundial establece prioridades
para los próximos cuatro años

El tema de mayor prioridad son las nuevas herramientas para hacer frente
a los efectos del cambio climático

Ginebra, 3 de junio 2011 (OMM) – El Congreso Meteorológico Mundial aprobó hoy una ambiciosa iniciativa mundial que ayudará a todas las comunidades, y en particular a las más vulnerables, a hacer frente a los efectos del cambio climático, reducir el riesgo de desastres naturales y proteger la producción de alimentos, el abastecimiento de agua y la salud.

El Marco Mundial para los Servicios Climáticos aumentará la disponibilidad de la información climática que necesitan las instancias normativas y los usuarios para hacer planes con antelación y tomar decisiones que sean sostenibles en el contexto de la evolución del clima. Será una empresa mundial en la que participará una amplia gama de interesados.

El Congreso decidió que el Marco Mundial sería una de las cinco grandes prioridades de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en los próximos cuatro años. Las otras son las siguientes: incrementar la contribución a la reducción de los riesgos de desastre; mejorar los sistemas de observación e información; fortalecer la capacidad de los países en desarrollo de compartir los avances científicos y sus aplicaciones; y aumentar la eficacia de los servicios meteorológicos para el sector de la aviación.

El Presidente saliente, doctor Alexander Bedritskiy, dijo que las decisiones fortalecerían a la OMM y a los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales (SMHN) de sus 189 Miembros en sus esfuerzos por proteger las vidas y los medios de subsistencia de los efectos de los peligros meteorológicos, climáticos e hidrológicos y por contribuir al desarrollo sostenible.

“La fuerza de una cadena no es otra que la de su eslabón más débil. Debemos asegurarnos de que todos los eslabones de nuestra cooperación internacional sean fuertes, para que obtengamos mejores resultados de nuestras actividades,” declaró el doctor Bedritskiy.

La Organización Meteorológica Mundial es el portavoz científico autorizado de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua.

Marco Mundial para los Servicios Climáticos

Los servicios climáticos son fundamentales para gestionar los riesgos relacionados con el clima y aprovechar las oportunidades que éste brinda, así como para proteger las vidas y medios de subsistencia, pero por lo general no llegan a las comunidades más vulnerables al cambio climático.

Con el Marco Mundial se deberían subsanar las deficiencias del suministro de información y servicios existentes. Su objetivo primordial es asegurar a todos los países mayor disponibilidad y uso de los servicios climáticos, además de un mayor acceso a los mismos. Actualmente alrededor de 70 países en desarrollo disponen de escasa o nula información sobre el clima. El Marco servirá como plataforma permanente de diálogo entre los proveedores de servicios climáticos (esencialmente los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales) y los usuarios, que abarcan desde las instancias normativas a los agricultores y pescadores.

Con el Marco Mundial se aprovechará todo el potencial de miles de millones de dólares que ya se han invertido en sistemas de observación del clima, investigación y sistemas de gestión de la información. Ello aportará ingentes beneficios a la comunidad, especialmente gracias a la mejora de la gestión de los riesgos de desastre y de la ordenación del agua, y en los ámbitos de la agricultura sostenible y la protección de la salud.

Los gastos de aplicación inicial se estiman en 75 millones de dólares de Estados Unidos al año, que se destinarán principalmente a crear capacidad en los países en desarrollo vulnerables.

En un mensaje pronunciado durante la apertura del Congreso, el Secretario General de las Naciones Unidas, señor Ban Ki-moon, consideró que el Marco Mundial era vital para ayudar a los países más pobres y más vulnerables a adaptarse a las inevitables consecuencias del cambio climático.

En 2012 se celebrará una reunión extraordinaria del Congreso Meteorológico Mundial en la que participarán todas las partes interesadas, incluidos otros organismos de las Naciones Unidas, con el fin de examinar y aprobar el proyecto de plan de aplicación del Marco Mundial para los Servicios Climáticos.

El Congreso aprobó la reestructuración y el fortalecimiento del Programa Mundial sobre el Clima y decidió que tendría un papel destacado en la ejecución del Marco Mundial. El Programa se ocupa de las observaciones y la vigilancia del clima, las actividades de investigación sobre el clima y el apoyo a unos servicios climáticos operativos y sostenibles, incluido en particular al establecimiento de una red mundial de Centros Regionales sobre el Clima.

Los Foros Regionales y Nacionales sobre la evolución probable del clima servirán para fortalecer las capacidades nacionales y constituirán una importante vía de diálogo entre los proveedores y los usuarios de la información sobre el clima. El Congreso apoyó la iniciativa de instaurar una actualización mundial sobre el clima estacional con el fin de ampliar la exitosa publicación de “ElNiño/La Niña hoy” e incluir otros fenómenos climáticos a gran escala.

El Congreso pidió asimismo que se mejoraran la gestión de los datos climáticos y las herramientas de análisis conexas y que se fortaleciera el intercambio de los datos y productos necesarios para los servicios climáticos orientados al usuario.

Reducción de los riesgos de desastre:

La gestión de los riesgos de desastre será cada vez más importante puesto que, con toda probabilidad, la frecuencia y la intensidad de los fenómenos extremos aumentarán como consecuencia del cambio climático, lo que traerá consigo una creciente volatilidad del abastecimiento de agua y la seguridad alimentaria, así como el riesgo de grandes desplazamientos de población.

Son muchos los Miembros que están haciendo progresos en el desarrollo de su capacidad y de la planificación de reducción de riesgos de desastre. Los países cada vez se inclinan más por la preparación y prevención multisectoriales en el marco de los programas generales de desarrollo nacional, en lugar de por las políticas de respuesta después de desastres, aumentando en consecuencia la necesidad de servicios meteorológicos, hidrológicos y climáticos. El Congreso hizo hincapié en la necesidad de estrechar las relaciones entre los SMHN y los organismos de gestión de riesgos de desastre.

El Congreso instó a que se fortalecieran las actividades de reducción de riesgos de desastre a escala nacional, regional e internacional, y se prestara especial atención a los sistemas de alerta temprana y a las bases de datos y predicciones de peligros. Pidió que se hiciera hincapié en la resistencia y la prevención por medio de la mejora de las actividades de educación y divulgación, y también de la integración de los productos meteorológicos, hidrológicos y climáticos en actividades tales como la planificación del uso de la tierra. Instó a que se fortalecieran la cooperación y asociaciones de la OMM y los SMHN en los foros nacionales, regionales e internacionales.

El Programa de Ciclones Tropicales ha ayudado a los Miembros a establecer sistemas de aviso nacionales y regionales que permitan reducir al mínimo la pérdida de vidas humanas y los daños materiales causados por los ciclones tropicales. El Congreso dijo que el Programa debe reforzarse aún más para ayudar a los países menos adelantados y a los pequeños Estados insulares en desarrollo a fortalecer su capacidad y facilitar avisos más precisos y oportunos de los ciclones y de las inundaciones que provocan.

Asimismo, deben ampliarse otras iniciativas como el Proyecto de demostración de las predicciones de fenómenos meteorológicos extremos, que ha dado resultados especialmente satisfactorios en el sur de África y el Suroeste del Pacífico.

  • El Congreso manifestó que convendría reforzar el Programa de Hidrología y Recursos Hídricos para ayudar a reducir los riesgos de desastres relacionados con el agua y responder a la necesidad creciente de gestionar los recursos hídricos de manera sostenible dados los desafíos planteados por el crecimiento demográfico y el cambio climático, que, según cabe prever, ocasionará más sequías e inundaciones.
  • El Congreso instó a que, en virtud del Programa de Meteorología Agrícola, prosiguieran los esfuerzos por combatir la desertificación y la degradación de las tierras, atenuar los efectos de las sequías y las inundaciones en la agricultura, fomentar sistemas de explotación agrícola sostenibles y mejorar la difusión de la información meteorológica y climática a las comunidades agrícolas para prepararlas a afrontar mejor el cambio climático y las fluctuaciones estacionales. Aprobó la utilización de un índice de sequía normalizado para mejorar los sistemas de alerta temprana y el seguimiento de las sequías.
  • El Programa de Meteorología Marina y Oceanografía tiene por cometido mejorar los servicios de seguridad marítima y ayudar a reducir los riesgos de desastre en las zonas costeras, en cooperación con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO. El Congreso celebró la ampliación del Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítimos para dar cabida a cinco nuevas metáreas árticas, lo que permite proporcionar información sobre el tiempo y los hielos marinos relacionada con la seguridad a un número cada vez mayor de embarcaciones que navegan por las aguas del Ártico. Estas metáreas comenzaron a ser operativas el 1 de junio de 2011 y cuentan con la prestación de servicios meteorológicos por parte de Canadá, la Federación de Rusia y Noruega.

Sistemas de observación e información

En las últimas décadas se ha progresado considerablemente en el campo de la meteorología gracias a los importantes adelantos logrados en la investigación, la modelización numérica, la capacidad de observación, la informática y las tecnologías de la comunicación. Sin embargo, solo se podrá continuar progresando en ese sentido si se adopta un enfoque nuevo e integrado para perfeccionar el sistema de observación de la OMM.

El Congreso decidió que debía darse prioridad al Sistema mundial integrado de sistemas de observación de la OMM (WIGOS) para que pudiera empezar a funcionar antes de 2016.

En calidad de “futuro polo de observación del tiempo, el clima y el agua para nuestro planeta”, elWIGOS contribuirá a facilitar una comprensión más cabal de nuestro medio ambiente. Ese Sistema es esencial para satisfacer, entre otras, las necesidades de observación del Marco Mundial para los Servicios Climáticos, así como las actividades de reducción de riesgos de desastre y de meteorología aeronáutica.

El Sistema de información de la OMM (SIO) es un pilar que sustenta la estrategia de la Organización para gestionar, difundir y proporcionar la información sobre el tiempo, el agua y el clima en el siglo XXI. Será el sistema central de información y servirá de vínculo entre todos los programas que ha puesto en marcha o patrocinado la OMM y que guardan relación con las condiciones meteorológicas, climáticas e hidrológicas y los desastres naturales que pueden conllevar. Toma como base el Sistema Mundial de Telecomunicación de la Vigilancia Meteorológica Mundial de la OMM, utiliza elementos estándar y su aplicación permite la adaptación progresiva de todos los países. El Congreso aprobó el documento de reglamentación técnica básica del SIO, esto es el Manual del Sistema de Información de la OMM, y designó a los 100 primeros centros del SIO, entre los que se incluían cinco Centros Mundiales del Sistema de información que ya están listos para funcionar.

El programa de la Vigilancia Meteorológica Mundial (VMM) es la piedra angular de todos los programas de la OMM, coordina los sistemas mundiales destinados a tareas de observación y al intercambio de datos de observaciones meteorológicas y afines, y a la elaboración y transmisión de análisis y predicciones, así como de advertencias y avisos de fenómenos meteorológicos violentos. El Congreso observó que era necesario seguir fomentando la concienciación pública acerca de este programa sin parangón, que contribuye a la protección de las vidas humanas y los bienes, así como al desarrollo sostenible.

El Programa de Servicios Meteorológicos para el Público (PSMP) coopera con los socios de los medios de comunicación para que puedan suministrar al público y a otras comunidades de usuarios servicios meteorológicos y conexos fiables y eficaces. El Congreso afirmó que se había progresado considerablemente en la consolidación del reconocimiento de los SMHN como fuentes autorizadas de alertas y predicciones meteorológicas. El sitio web del Servicio de Información Meteorológica Mundial se publica en nueve idiomas y sus páginas reciben 12 millones de visitas almes.

El Sistema Mundial de Observación del Clima (SMOC), copatrocinado por la OMM, facilita la mejora de los sistemas mundiales de observación del clima. El Congreso reconoció la importancia fundamental que reviste el SMOC para el Marco Mundial, encomió el buen funcionamiento del Mecanismo de cooperación del SMOC e instó a la Secretaría del SMOC a seguir mejorando los sistemas de estaciones de observación en superficie, las redes de estaciones en altitud y los demás sistemas de observación en las regiones en desarrollo y en los pequeños Estados insulares en desarrollo.

El Congreso convino en seguir poniendo a punto una arquitectura para vigilar el clima desde el espacio en el marco del Programa Espacial de la OMM, lo que aportaría a la vigilancia del clima el mismo tipo de sistema de extremo a extremo que el que se ha creado para vigilar y predecir el tiempo durante los últimos cuarenta años.

En lo que se refiere a la meteorología del espacio, el Congreso también instó a que se prestara mayor atención a los fenómenos que se producen como resultado de la actividad de la superficie solar y que pueden tener consecuencias sobre el medio ambiente entre el Sol y la Tierra.

Esos fenómenos solares pueden perturbar el suministro de energía, el control del tráfico aéreo, losmecanismos de comunicación y los satélites. La OMM colabora con el Servicio Internacional del Entorno Espacial (ISES) y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para mejorar la coordinación internacional con miras a responder a las necesidades existentes con avisos y productos normalizados. Se prevé que la actividad solar alcance un nuevo auge hacia el año 2013 después de un período muy largo de actividad solar mínima.

El programa de la Vigilancia de la Atmósfera Global de la OMM (VAG) proporciona información acreditada sobre el estado y el comportamiento de la atmósfera, lo que es fundamental para comprender la influencia de la actividad humana, por ejemplo en el incremento global de los gases de efecto invernadero y el efecto de los aerosoles en el tiempo y el clima. Evalúa el agotamiento del ozono estratosférico y el consiguiente aumento de las radiaciones ultravioletas, el transporte de contaminantes a larga distancia, y la calidad del aire urbano y regional. El Congreso afirmó que la función de coordinación internacional que desempeña la OMM en las cuestiones medioambientales es cada vez más amplia, compleja e importante. El Congreso instó a la OMM a que, además de realizar su actividad de investigación atmosférica de larga data, intensificara su labor de pronóstico de la contaminación del aire en áreas urbanas, incluso en megaciudades con diez o más millones de habitantes. Las megaciudades suelen estar situadas a lo largo de las costas o cerca de los deltas y deben enfrentarse a muchos problemas, tales como los riesgos relacionados con el medio ambiente, el tiempo y el agua, a causa de su situación geográfica y alta densidad de población.

Desarrollo de capacidad

La necesidad de que se realicen más actividades de desarrollo de capacidad en los países vulnerables es uno de los ejes de la filosofía del nuevo Marco Mundial para los Servicios Climáticos y será una de las prioridades de todos los programas de la OMM en los próximos cuatro años. Si no se aumenta la capacidad de los SMHN en los países en desarrollo, se producirán consecuencias en todo el mundo ya que el tiempo, el agua y el clima no conocen fronteras geográficas.

El Congreso recomendó a la OMM que preparara una Estrategia transectorial para el desarrollo de capacidad con el fin de coordinar y mejorar las actividades actuales de creación de capacidad de la Organización. Pidió al Consejo Ejecutivo que liderara la preparación de esa estrategia y del plan de aplicación correspondiente, que tenga en cuenta las necesidades y la orientación de los Miembros, y que prestara más atención a las actividades de la OMM de coordinación y cooperación entre los Miembros, las asociaciones regionales, las comisiones técnicas y la Secretaría de la OMM en el ámbito de la asistencia técnica.

El Congreso afirmó también que, además de la asistencia técnica, las actividades de desarrollo de capacidad incluían la asistencia a los Miembros para promover entre los líderes nacionales, regionales y mundiales las cuestiones de la movilización de recursos, la gestión y los cambios institucionales y la enseñanza y la formación profesional, de conformidad con las prioridades, políticas y necesidades de cada país.

El Congreso señaló que la OMM debía orientarse hacia un plan de desarrollo de capacidad que incluyera objetivos, plazos y necesidades de recursos claramente definidos. Ese plan debía inspirarse en los planes regionales de funcionamiento, elaborados por los órganos regionales y aprobados por las asociaciones regionales por conducto de sus equipos de gestión.

El Congreso estuvo de acuerdo en que, en la aplicación de la Estrategia de desarrollo de capacidad de la OMM, debían tenerse en cuenta los éxitos alcanzados por el consorcio de Miembros, que ayudó a Haití a restablecer sus servicios de aviso después del terremoto de 2010.

Los SMHN de la mayoría de los países menos adelantados y pequeños Estados insulares en desarrollo todavía no disponen de capacidad para proporcionar información y servicios climáticos esenciales a las instancias decisorias y las distintas comunidades. El Congreso decidió mejorar elPrograma de la OMM en favor de los países menos adelantados y pidió que se instituyera un programa de alto perfil para proyectos de vía rápida, con objeto de crear la capacidad necesaria en los países concernidos.

La OMM tiene seis asociaciones regionales y las oficinas regionales desempeñan una función cada vez más importante coordinando la información sobre las actividades regionales y ayudando a los Miembros a mejorar los programas técnicos de sus SMHN. El Congreso estuvo de acuerdo en que el Secretario General debería continuar optimizando la estructura interna de creación de capacidad, contando con una participación activa de las oficinas regionales.

El Congreso aprobó las nuevas normas en materia de enseñanza y formación profesional para meteorólogos y técnicos meteorólogos, que proporcionan mayor claridad sobre los requisitos mínimos exigidos a los Miembros en esos ámbitos. Esas normas se refieren a los resultados del aprendizaje y ofrecen flexibilidad a los Miembros para alcanzarlos, garantizando al mismo tiempo unos requisitos mínimos globales uniformes.

Servicios meteorológicos aeronáuticos

El Congreso decidió que el Programa de Meteorología Aeronáutica sería un “programa altamente prioritario, al que debería dotarse de los recursos necesarios” para ayudar a los Miembros a satisfacer las crecientes necesidades del sector aeronáutico y mejorar la prestación de servicios meteorológicos, con objeto de promover la seguridad, la regularidad y la eficacia de la navegación aérea internacional.  

El rápido crecimiento del tráfico aéreo exige mejorar la prestación de servicios meteorológicos aeronáuticos. Debido a la estrecha relación que existe entre los retrasos de los vuelos y las condiciones meteorológicas adversas, como una mala visibilidad, las turbulencias, el engelamiento o una fuerte convección, los servicios de meteorología aeronáutica resultan fundamentales para las autoridades que necesitan adoptar decisiones que minimicen las perturbaciones del tráfico aéreo al tiempo que garanticen la seguridad de los pasajeros. El Programa de Meteorología Aeronáutica está prestando un apoyo efectivo a la aviación para mitigar los efectos de fenómenos como las erupciones volcánicas, las tormentas solares y los fenómenos meteorológicos extremos.

Por otra parte, el Congreso de la OMM convino en un nuevo sistema para los pronosticadores y observadores aeronáuticos que se basaba en competencias específicas. En repuesta a una solicitud de las asociaciones regionales de la OMM, se acordó que se prestaría asistencia a los Miembros a través de programas de formación y cooperación a fin de que alcanzasen los objetivos fijados por la Organización de Aviación Civil Internacional en materia de sistemas de gestión de la calidad.

Actividades transectoriales

Actividades polares. Las regiones polares, incluido el tercer polo (la región del Himalaya y la meseta tibetana), son muy importantes habida cuenta de sus efectos en el tiempo, el agua y el clima a escala mundial. El Congreso adoptó varias decisiones importantes para reforzar las observaciones, las investigaciones y los servicios. Respaldó la necesidad de establecer un marco de observaciones para las regiones polares, con inclusión de una Red de observación antártica. También acordó emprender una iniciativa plurianual destinada a establecer un Sistema mundial integrado de predicciones en las zonas polares, capaz de proporcionar información que respondiese a las necesidades de los usuarios en escalas temporales de horas a siglos.

El Congreso destacó la importancia de la criosfera (agua helada que está presente en los mantos de nieve, los hielos marinos, lacustres y fluviales, los glaciares, los casquetes de hielo, las capas de  hielo y el permafrost), que se extiende a unos 100 países de todas las latitudes, además del continente antártico. La criosfera proporciona algunos de los indicadores más útiles del cambio climático, aunque es uno de los ámbitos menos estudiados del sistema terrestre. Considerando la demanda sin precedentes de información autorizada sobre el estado de los recursos mundiales de nieve y hielo, el Congreso decidió emprender, junto con sus asociados internacionales, eldesarrollo de la Vigilancia de la Criosfera Global.

Además, aprovechando el interés suscitado por el Año polar internacional (2007/2008), el Congreso decidió trabajar junto con otras organizaciones internacionales en la elaboración de un documento conceptual sobre el Decenio polar internacional, que tendría por objeto suministrar información científica de mejor calidad y más fiable, que fuese de utilidad para la adopción de decisiones basadas en el análisis de riesgos y para la formulación de políticas en las regiones polares.

El Congreso aprobó las nuevas iniciativas del Programa Mundial de Investigación Meteorológica, en particular las relativas a la predicción estacional a subestacional y a la investigación sobre la predicción polar. Estos dos proyectos previstos fomentarán la existencia de vínculos más estrechos con los proyectos de demostración de predicciones de fenómenos meteorológicos extremos promoviendo las investigaciones relacionadas con la ciencia meteorológica. El Congreso acogió con satisfacción los logros obtenidos por el Programa Mundial de Investigaciones Climáticas (copatrocinado por la OMM), a saber, una mejor predicción climática y una mejor comprensión de las interacciones de la actividad humana con el clima. Esperaba lograr una cooperación más estrecha con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, también copatrocinado por la OMM.

Premios y elecciones

El Congreso, órgano supremo de la OMM que se reúne cada cuatro años, eligió al señor David Grimes (Canadá) Presidente de la Organización, quien sucedería al Presidente saliente, señor Alexander Bedritskiy, al que se distinguió con el título de Presidente emérito. El Congreso eligió al doctor Antonio Divino Moura (Brasil) como primer Vicepresidente, al profesor Mieczyslaw S. Ostojski (Polonia) como segundo Vicepresidente y al señor Abdalah Mokssit (Marruecos) como tercer Vicepresidente. Asimismo, renovó el nombramiento del señor Michel Jarraud como Secretario General de la Organización.

Eligió también a los miembros del Consejo Ejecutivo de la OMM, que se reunirá del 6 al 8 de junio de 2011.

Aprobó un presupuesto ordinario de 276 millones de francos suizos para el período financiero 2012-2015 y recursos voluntarios estimados en 175 millones de francos.

En el marco de una ceremonia celebrada el 2 de junio de 2011, la OMM entregó su más prestigioso premio al profesor Taroh Matsuno (Japón). El Premio de la Organización Meteorológica Internacional se concede todos los años y recompensa trabajos destacados de investigación científica en la esfera de la meteorología. El profesor Matsuno es un eminente científico investigador en el campo de la dinámica atmosférica, así como un referente en materia de investigación climática, y ha contribuido significativamente al progreso de los estudios sobre el cambio climático.

La Organización Meteorológica Mundial es el portavoz autorizado

de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua

*************

Para más información, diríjase a:

Sra. Carine Richard-Van Maele, jefa de la Oficina de comunicación y de relaciones públicas,
tel.: +41 (0)22 730 8315, correo electrónico: cpa@wmo.int

Sra. Clare Nullis, agregada de prensa de esa Oficina, tel.: +41 (0)22 730 8478; +(41 79) 709 1397 (móvil), correo electrónico: cnullis@wmo.int

Sitio web de la OMM: http://www.wmo.int

 

top
line

 


 
© Organización Meteorológica Mundial (OMM), 7 bis, av. de la Paix, CP 2300, CH-1211 Ginebra 2, Suiza -Contáctenos
- Derechos de autor | Fraudes | Confidencialidad | Descargo de responsabilidad | Condiciones de uso | Naciones Unidas | Accesibilidad