Sala de prensa world map
Sala de prensa > Comunicados de prensa

 

Comunicado de prensa N° 985

Comunicado destinado solamente a informar a la prensa
No es un documento oficial

 

La Declaración anual de la OMM sobre el estado del clima mundial pone de relieve fenómenos meteorológicos extremos

Ginebra, 24 de marzo de 2014 – Una vez más, en el año 2013 se pusieron de manifiesto las drásticas repercusiones que tienen las sequías, las olas de calor, las inundaciones y los ciclones en las personas y los bienes de todo el mundo, como se indica en la Declaración anual de la OMM sobre el estado del clima mundial. En el informe se confirmó que 2013, junto con 2007, ha sido el sexto año más cálido desde que se tienen registros, continuando así la tendencia al calentamiento mundial a largo plazo. La Declaración aporta una instantánea de las temperaturas regionales y nacionales y de los fenómenos meteorológicos extremos, así como de los detalles relativos a la capa de hielo, el calentamiento del océano, el aumento del nivel del mar y las concentraciones de gases de efecto invernadero, todos ellos indicadores interrelacionados y coherentes de la evolución del clima.

Trece de los catorce años más cálidos de los que se tiene registro se produjeron en el siglo XXI.  Cada uno de los tres últimos decenios ha sido más cálido que el anterior, siendo 2001-2010 el decenio más cálido registrado. El promedio de la temperatura mundial de la superficie del océano y de la tierra en 2013 fue de 14,5 ºC (58,1 °F), esto es, superior en 0,50 °C (0,90 °F) a la media de 1961-1990 y en 0,03 °C (0,05 °F) a la media decenal de 2001–2010. Las temperaturas en muchas partes del hemisferio sur fueron especialmente cálidas. Australia registró el año más caluroso del que se tenga registro y Argentina el segundo más cálido.

“Los fenómenos naturales, como las erupciones volcánicas o los episodios de El Niño y La Niña, siempre han contribuido a definir nuestro clima, han influido en las temperaturas o han provocado desastres como sequías e inundaciones. Sin embargo, muchos de los fenómenos meteorológicos extremos que se produjeron en 2013 se correspondían con las consecuencias que se esperaban que tuviera el cambio climático provocado por la actividad humana. Se registraron precipitaciones más fuertes, un calor más intenso y un mayor número de daños causados por mareas de tempestad e inundaciones costeras como resultado del aumento del nivel del mar – como demostró tan drásticamente el tifón Haiyan en Filipinas,” señaló el Secretario General de la OMM, señor Michel Jarraud.

“En el calentamiento mundial no hay moratorias que valgan,” añadió el señor Jarraud. Elcalentamiento de nuestros océanos se ha acelerado y se da a profundidades menores. Más del 90 por ciento del exceso de energía atrapado por los gases de efecto invernadero se almacena en los océanos. Los gases de efecto invernadero han alcanzado niveles récord, lo que significa que nuestra atmósfera y nuestros océanos continuarán calentándose durante los próximos siglos. Las leyes de la física no son negociables.”

“La predicción meteorológica, incluso de tormentas y otros peligros, tiene un grado de acierto mucho mayor en los últimos años. Como demostró en octubre el ciclón Phailin, el segundo ciclón tropical que ha azotado India desde que se iniciaron los registros modernos, la mejora de la predicción, junto con las medidas de los gobiernos destinadas a aumentar la resiliencia nacional y proporcionar refugio, reduce enormemente la pérdida de vidas. Debemos seguir intensificando la preparación y fortaleciendo los sistemas de alerta temprana, y aplicando un enfoque multirriesgos a la reducción de riesgos de desastre”, añadió.

La Declaración anual de la OMM sobre el estado del clima mundial contiene el estudio de un caso, examinado entre homólogos, de calor récord registrado en Australia en 2013. En el estudio, realizado por científicos del Centro de Excelencia ARC para la Ciencia del Sistema Climático de la Universidad de Melbourne (Australia), se utilizaron nueve modelos climáticos mundiales pioneros para estudiar si los cambios en la probabilidad de que se registraran temperaturas extremas durante el verano australiano se debían a la influencia humana.

“La comparación entre las simulaciones de modelos climáticos que tienen o no en cuenta los factores humanos muestra que se ha quintuplicado la probabilidad de que el récord de calor registrado durante el verano de 2012/2013 en Australia sea resultado de la influencia del hombre sobre el clima y de que el récord de 2013 como año más caluroso hubiera sido prácticamente imposible sin los gases que retienen el calor de origen humano, lo que demuestra que algunos fenómenos extremos es mucho más probable que se produzcan debido al cambio climático” concluye el estudio.

La Declaración de la OMM, que es una fuente autorizada de información, reconocida internacionalmente, destaca los fenómenos climáticos clave producidos en 2013:

  • El tifón Haiyan (Yolanda), una de las tormentas más intensas que jamás han tocado tierra, devastó partes del centro de Filipinas.
  • Las temperaturas del aire en superficie sobre las zonas terrestres en el hemisferio sur fueron muy cálidas, lo que se tradujo en olas de calor generalizadas; Australia sufrió un calor sin precedentes todo el año, y Argentina y Nueva Zelandia vivieron, respectivamente, su segundo y tercer año más cálido del que se tenga registro.
  • Un aire polar frígido azotó partes de Europa y el sureste de Estados Unidos.
  • Sequías graves afectaron a Angola, Botswana y Namibia.
  • Lluvias monzónicas intensas se transformaron en inundaciones graves en la frontera entre India y Nepal.
  • Lluvias e inundaciones abundantes afectaron al noreste de China y a las regiones orientales de la Federación de Rusia.
  • Lluvias e inundaciones intensas afectaron a Sudán y Somalia.
  • Sequías importantes afectaron al sur de China.
  • El noreste de Brasil registró su peor sequía de los últimos 50 años.
  • El mayor tornado jamás observado azotó Reno (Oklahoma, Estados Unidos).
  • Precipitaciones extremas se tradujeron en inundaciones graves en los Alpes y en Austria, la República Checa, Alemania, Polonia y Suiza.
  • Israel, Jordania y la República Árabe Siria se vieron azotadas por nevadas sin precedentes.
  • Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzaron unos niveles máximos sin precedentes.
  • Los océanos mundiales alcanzaron un nuevo récord de nivel del mar alto.
  • La extensión del hielo marino en la Antártida alcanzó su récord máximo diario.

En la Declaración se incluye un análisis a fondo de las tendencias regionales como parte del empeño de la OMM por proporcionar más información a escala regional y nacional con el fin de apoyar la adaptación a la variabilidad del clima y al cambio climático. Se publicó como parte de las actividades conmemorativas del Día Meteorológico Mundial, que se celebra el 23 de marzo.

La evaluación de la temperatura mundial se basa en tres conjuntos de datos independientes conservados por el Centro Hadley de la Oficina Meteorológica y la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia (HadCRU), ambos en Reino Unido; el Centro Nacional de Datos Climáticos de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) en Estados Unidos, y el Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales, dirigido por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), también en Estados Unidos.

Se pueden obtener ejemplares del informe resumido y del informe completo en el sitio web de la Organización: www.wmo.int

Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2013

 


El tiempo, el clima y el agua

Para más información, diríjase:

Clare Nullis, agregada de prensa de la Oficina de comunicación y de relaciones públicas, tel: +(41 22) 730 8478; (41-79) 7091397, correo electrónico: cnullis (at) wmo.int

sp
 

 

top
line

 


 
© Organización Meteorológica Mundial (OMM), 7 bis, av. de la Paix, CP 2300, CH-1211 Ginebra 2, Suiza -Contáctenos
- Derechos de autor | Fraudes | Confidencialidad | Descargo de responsabilidad | Condiciones de uso | Naciones Unidas | Accesibilidad