Sala de prensa world map
Sala de prensa > Comunicados de prensa

 

Comunicado de prensa N° 987

Comunicado destinado solamente a informar a la prensa
No es un documento oficial

 

El informe del IPCC sobre impacto, adaptación y vulnerabilidad
confirma el elevado costo humano del cambio climático


La OMM insta a los gobiernos a traducir los resultados de las investigaciones
en información práctica a través de los servicios climáticos

Yokohama, 31 de marzo de 2014 – El informe del IPCC Cambio climático 2014. Impacto, adaptación y vulnerabilidad, un informe de evaluación exhaustivo elaborado por científicos destacados, y publicado hoy, ofrece a los responsables de políticas y al público en general una gran cantidad de información sobre cómo afectará el cambio climático a la vida de las generaciones presentes y futuras– y qué pueden hacer los gobiernos para adaptarse a las vulnerabilidades y reducirlas.

“En los próximos decenios el cambio climático tendrá repercusiones principalmente negativas en las ciudades y la infraestructura, la migración y la seguridad, los ecosistemas y las especies, los cultivos y la seguridad alimentaria, la salud pública, el suministro de agua y en muchos más ámbitos. Seremos testigos de una mayor acidificación del océano y de sequías extremas, inundaciones y olas de calor. Los pobres y vulnerables serán los más afectados”, afirmó Michel Jarraud, Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que, junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, creó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en 1988.

En el informe del IPCC se detallan estas repercusiones y cómo se prevé que varíen de una región a otra y evolucionen en los próximos decenios. En el informe también se describe la evidencia y la incertidumbre, y se confirma que si no se aplican medidas urgentes y ambiciosas para reducir las emisiones, el cambio climático tendrá repercusiones cada vez más graves en el curso del siglo XXI. Además, en el informe se evalúan varias opciones para poder adaptarse a las nuevas condiciones climáticas.

“El informe ofrece orientaciones valiosas sobre cómo podemos reducir las vulnerabilidades climáticas y adaptarnos a las consecuencias de las emisiones de gases de efecto invernadero. El siguiente paso consiste en “poner en marcha” algunas de las investigaciones climáticas evaluadas por el IPCC transformándolas en información práctica y útil. Si colaboran entre ellos, los Servicios Meteorológicos Nacionales y otras organizaciones podrán prestar servicios cada vez más sofisticados de apoyo a las decisiones con el fin de fomentar la resiliencia al cambio climático, adaptarse a las nuevas condiciones y mitigar las emisiones”, señaló el señor Michel Jarraud.

En el informe se confirma que los avances en la predicción estacional y a largo plazo actualmente posibilitan la prestación de servicios climáticos efectivos. Esos servicios combinan la información y las predicciones climáticas científicamente fundamentadas con datos socioeconómicos e información sectorial destinados a capacitar a los responsables de políticas para hacer frente a los riesgos y aprovechar las oportunidades generados por el clima y adaptarse al cambio climático.

Además de reducir la escala de los modelos climáticos globales para producir escenarios climáticos regionales con una mayor resolución, los investigadores están realizando más estudios sobre impacto, adaptación y vulnerabilidad a nivel regional, subregional, nacional y local. Los servicios climáticos actualmente pueden perfeccionarse y orientarse más precisamente a las necesidades de los usuarios gracias a las continuas exploraciones de los investigadores sobre cómo afectará el cambio climático a las personas y comunidades en su región particular.

“Junto con el informe Bases físicas del IPCC, publicado el pasado mes de septiembre, esta nueva evaluación ayudará a los Miembros de la Organización Meteorológica Mundial a seguir reduciendo la vulnerabilidad a las tendencias y los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos. La mejora continua de los sistemas de vigilancia del clima, las predicciones operativas y las políticas de adaptación perfeccionarán la capacidad de los servicios meteorológicos de contribuir a la reducción de los riesgos de desastre y de emitir alertas tempranas de tormentas, inundaciones, sequías y frío y calor extremos,” dijo el señor Jarraud.

Aunque la aplicación práctica de la predicción e información climáticas aumenta rápidamente, unos 70 países en desarrollo todavía carecen de los recursos y conocimientos necesarios para que sus ciudadanos se puedan beneficiar de los servicios climáticos. La comunidad internacional, previo reconocimiento de lo anterior, estableció el Marco Mundial para los Servicios Climáticos (MMSC) para promover los servicios climáticos operativos y crear capacidad a escala nacional, regional y mundial. La OMM desempeña una función rectora en ese marco en colaboración con diversas organizaciones de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales.

Por ejemplo, África es especialmente vulnerable al cambio climático, pero muchos países africanos carecen de capacidad para producir, e incluso utilizar, la información climática para adaptarse a la variabilidad del clima y al cambio climático. Según el IPCC, incluso si un escenario con bajas emisiones se traduce en un calentamiento global que no supere los 2 °C en 2100, los esfuerzos de África por adaptarse se verán agravados por el aumento de las sequías y otros fenómenos meteorológicos extremos, cambios en los ecosistemas, reducción de la productividad de los cultivos y el ganado, cambios en las enfermedades transmitidas por vectores o por el agua, y otros problemas. La OMM y otros proveedores de servicio pueden ayudar a los gobiernos de África a afrontar esos problemas utilizando los resultados de las investigaciones más actualizadas sobre políticas y medidas de adaptación para aplicar soluciones prácticas.

Los servicios climáticos, guiados por esos resultados y otras informaciones similares sobre otras regiones y sectores, pueden servir para fundamentar decisiones sobre salud pública, agricultura, gestión del agua, reducción del riesgo de desastres y otras cuestiones prioritarias. El MMSC está movilizando apoyo de los países e instituciones asociados para fomentar el uso de servicios climáticos en la región de África, incluso a través del Programa de servicios climáticos para la adaptación en África, financiado por Noruega. Gracias al apoyo de una serie de otros países el Marco también lleva a cabo actividades en otras regiones, tales como los programas financiados por Canadá para la aplicación del MMSC a escala regional y nacional y los servicios climáticos para reducir la vulnerabilidad en Haití. El Quinto Informe de Evaluación del IPCC promete dar un nuevo impulso a esas actividades.

 

 


El tiempo, el clima y el agua

Nota para los periodistas:

Para más información, sírvanse consultar Michael Williams;
tel. +41 22 730 8315 (fijo), +41 79 406 4730 o mwilliams@wmo.int

Se puede obtener información adicional en www.wmo.int, www.ipcc.ch y www.gfcs-climate.org

sp
 

 

top
line

 


 
© Organización Meteorológica Mundial (OMM), 7 bis, av. de la Paix, CP 2300, CH-1211 Ginebra 2, Suiza -Contáctenos
- Derechos de autor | Fraudes | Confidencialidad | Descargo de responsabilidad | Condiciones de uso | Naciones Unidas | Accesibilidad