Volumen 61(2) — 2012

El Boletín de la OMM: los primeros 50 años

line

Artículo publicado en el volumen 51, No. 2, Abril de 2002

Durante los primeros meses de su existencia, la Organización Meteorológica Mundial utilizó como su sede las oficinas de su predecesora, la Organización Meteorológica Internacional, que estaba en Lausana, Suiza. El 10 de diciembre de 1951 se trasladó la Secretaría a su sede temporal en Campagne Rigot, Avenue de la Paix, Ginebra , Suiza. Este edificio, que es la ilustración de portada del primer Boletín de la OMM, está localizado justo al lado de la entrada del Palais des Nations...

Las instalaciones disponibles en la nueva localización comprenden 25 oficinas, incluyendo la biblioteca y una sala de reprografía y correo; además, hay dos grandes salas , una de las cuales contiene los archivos de la organización y la otra puede utilizarse para conferencias. El área total del edificio es de 10 112 pies cuadrados. Las sesiones del Comité Ejecutivo se mantendrán en la Secretaría, y se prevé que será posible también alojar sesiones de otros ciertos organismos constituyentes y grupos de trabajo de la Organización en casos en que la asistencia no sea grande.

Así empezaba el primer número del Boletín de la OMM (1(1)), que se publicó en abril de 1952. Es interesante observar que, 47 años después, el número de abril de 1999 llevaba también como foto de portada el nuevo edificio de la sede, cuya dirección era de nuevo Avenue de la Paix.

El primer número recuerda que había 74 Miembros de la Organización el 31 de marzo de 1952. Cuando el presente número entra en imprenta, el número de Miembros en la misma fecha de 2002 es de 185. La portada del primer número afirmaba:

El propósito del Boletín de la OMM es proporcionar periódicamente un resumen de las actividades de la Organización Meteorológica Mundial y de los desarrollos en meteorología internacional de interés para los Miembros de la Organización y otros afectados por las aplicaciones de la meteorología a las actividades de la humanidad. Al comienzo, el Boletín de la OMM se publicará trimestralmente en dos ediciones separadas: inglés y francés.

cubierta 1  
El primer número del Boletín que muestra la sede de la OMM en Avenue de la Paix: una dirección a la que ha vuelto.  

El primer número tenía 24 páginas a dos columnas con una fotografía en blanco y negro en la portada (del edificio de la OMM) y una en el interior (del Primer Congreso de la Organización Meteorológica Mundial en París, 1951) y cuatro mapas, incluyendo uno de Ginebra que mostraba la localización de la Secretaría. El artículo principal se titulaba: “El nacimiento de una agencia especializada de NU” y era seguido por “Colaboración con otras agencias especializadas”, “Actividades de las comisiones técnicas, “Actividades de las asociaciones regionales” y “Programa de asistencia técnica”. Al final aparecía una lista de las publicaciones de la OMM (en ese momento había nueve) y de las publicaciones de la posguerra de la antigua OMI, y un calendario de próximos eventos. Las reuniones programadas de la OMM eran las primeras sesiones de la Asociación Regional VI (Europa) en Zurich (Suiza), la Comisión Técnica de Meteorología Marina en Londres (Inglaterra) y la Asociación Regional I (África) en Madagascar.

El primer redactor jefe del Boletín de la OMM fue Oliver M. Ashford, que llevó a cabo esta tarea además de las propias normales de los diversos puestos que ostentó en la Secretaría (aunque su nombre no apareció como redactor jefe en la portada hasta enero de 1963). El Sr. Ashford continuó siendo redactor jefe hasta 1975, cuando se contrató un redactor jefe a tiempo completo, Martin W. Stubbs. La Oficina de la Secretaría General asumió la responsabilidad directa del Boletín de la OMM en 1976.

El primer artículo firmado aparecía en el número de julio de 1952, y se refería a la descarga artificial de precipitaciones. Una nueva sección “Noticias de la Secretaría” proporcionaba una descripción de la estructura interna de la Secretaría, poniéndose de relieve que el personal había aumentado en los tres meses anteriores ¡de 22 (incluyendo 8 temporales) a 35 (incluyendo12 temporales)! El primer obituario del Boletín aparecía a nombre de Anders Ångström. Se dedicaron tres páginas a un esbozo de la Guía provisional de instrumentos Meteorológicos Internacionales y la Práctica de Observaciones.

El último número del primer volumen había crecido ya en un 30 por ciento a 32 páginas. El número de miembros de la OMM había aumentado también, estando constituido por 78 Miembros. La portada nos informa de que la suscripción anual era de ¡4 francos suizos! Este número de octubre iniciaba la sección “Noticias y avisos”, que llevaba noticias de concesiones honoríficas y nombramientos y cursos universitarios. También se iniciaba la sección de reseñas bibliográficas. Un artículo principal, “Meteorología y acontecimientos mundiales” cubrió los Juegos Olímpicos de 1952 en Finlandia y el Campeonato Mundial de Vuelo sin Motor en España. En este contexto, los lectores fueron invitados a remitir contribuciones referentes a “aspectos meteorológicos de acontecimientos de interés mundial”. Nuestro presente número cubre los Juegos Olímpicos de 2002 en Salt Lake City, Utah, EEUU, desde el punto de vista meteorológico; una comparación de los dos informes revela la extensión en la que han evolucionado la ciencia de la meteorología y la concienciación pública en los años intermedios.

Después de sólo un año de existencia, un acontecimiento importante para el Boletín fue la introducción de anuncios. En julio de 1953 había ocho páginas de anuncios (todas en blanco y negro) en comparación con 34 páginas de texto. Los finales de los años sesenta y setenta representaron la apoteosis de los anuncios: en 1971 el número de abril tenía 33 páginas de publicidad por 71 páginas de texto (¡un logro repetido en octubre de 1976!). El Boletín sigue siendo una de las publicaciones periódicas de las Naciones Unidas y sus agencias especializadas en llevar más anuncios.

Según crecía la OMM y se diversificaban sus actividades, el Boletín aumentaba también en longitud, así como en el alcance de los temas tratados.

El primer Día Meteorológico Mundial anual se celebró el 23 de marzo de 1961, y se reseñó en el número de julio de 1961 del Boletín. Fue un “éxito indudable”,con más de sesenta países reseñando sus actividades en la celebración del Día.

En julio de 1968, la presentación del texto cambió a página de una columna y se anunció el paso de dos idiomas de publicación a cuatro:

Desde que apareció por primera vez, en abril de1952, ha habido varios cambios en el contenido, proyección y aspecto del Boletín de la OMM. Estos cambios han ido acompañados de un paulatino aumento de la difusión del mismo que, de unos1 300 ejemplares por número en 1952, subió a una tirada de 5 000 en 1967. Ahora se ha acordado publicar el Boletín en ruso y español... Se espera que esta medida aumente la difusión del Boletín en los países de habla rusa e hispana y aprovechamos esta oportunidad para dar la bienvenida a los nuevos lectores de dichas partes del mundo.

Posteriormente a una resolución del Consejo Ejecutivo en 1967, apareció en 1968 la primera de una serie sobre los impactos humanos y económicos de los fenómenos meteorológicos del año anterior, titulada “Vigilancia Mundial del tiempo en 1967”. El año siguiente, se decidió concentrarse en los “fenómenos catastróficos y condiciones meteorológicas excepcionales que daban como resultado grandes pérdidas de vidas humanas o tenían consecuencias económicas sustanciales”. Se invitó a los Miembros a remitir informes sobre dichos fenómenos. A pesar de experimentar diversos cambios de título, el artículo sigue atrayendo un interés inquebrantable, tanto de los Miembros que informan como entre los lectores. Resulta interesante observar que el número de países contribuyentes ha permanecido más o menos igual—proximadamente 70—durante los 35 años de existencia de la serie.

cubierta 2

 

El Boletín se publicó por primera vez en los cuatro idiomas oficiales de la OMM en 1968. Treinta y cuatro años después, la edición rusa la sigue preparando Gidrometeoizdat en San Petersburgo, Federación Rusa, y la edición española el Instituto Nacional de Meteorología en Madrid, España.

 
   
cubierta 3  
El Boletín se rediseñó en 1973 para celebrar el centenario de la OMI y la OMM.  
   
cubierta 4  

La portada del Boletín en 1981.

 
   
cubierta 5  
Un cambio radical de estilo en 1990, tanto interno como externo, con la llegada de la autoedición  
   

A pesar del hecho de que el número de páginas se había triplicado y de que se publicaba en cuatro idiomas en vez de dos, el precio del Boletín no cambió durante 18 años.

Abril de 1972 fue el vigésimo aniversario del Boletín de la OMM. Se reprodujeron los ochenta diseños deportada de los veinte años anteriores en miniatura en la portada y contraportada del número de aniversario. Ese año fue también el inicio de una foto en color u otra ilustración regularmente en la portada (cuando lafoto estaba disponible en color, lo que en aquellos días no siempre ocurría).

En 1973, se rediseñó una vez más el Boletín de la OMM. La columna anteriormente titulada “La foto de cubierta” fue reemplazada por una página entera. “En este número” destacaba algunos de los contenidos de cada número. La portada interior llevaba entonces los objetivos y la estructura de la Organización que, en enero de 1976, incluían la hidrología operativa. La contraportada interior empezó a llevar una serie de abreviaturas útiles utilizadas en los artículos. Había entonces una media de ochenta páginas de texto y veinte páginas de publicidad.

Al mismo tiempo que se jubilaba el primer redactor jefe de la OMM en 1977, su sucesor, Martin Stubbs, volvió al Reino Unido. Robin Perry fue nombrado redactor jefe adjunto en 1978 y el Dr. Hessam Taba, Director de Planificación de Programas y Asuntos de las NU, fue nombrado redactor jefe en 1979.

Apareció un cambio de estilo de la portada en1981, junto con el uso de números árabes para identificarlos volúmenes y números del Boletín, en lugar de romanos. Más significativamente, empezó la serie de entrevistas del Boletín llevadas a cabo por el redactor jefe del Boletín. La primera entrevista fue con el Dr. Robert White (EEUU). En el momento de escribir esto, se han publicado 86 entrevistas con personalidades de la meteorología y ciencias afines de 31 países.

Se utilizó el color para la sección de publicidad por primera vez el año siguiente, y el número de juliotuvo una extensión de 128 páginas. En 1984, se convirtió en un artículo regular un mensaje del nuevo Secretario General, Prof. G. O. P.Obasi en el número de enero. (Ha habido un mensaje del Presidente desde el número de abril justo antes del Congreso de 1975). Se utilizaba más color en la sección de publicidad y los sucriptores recibían 92/96 páginas por número. El Dr. Taba se jubiló en 1984 y fue reemplazado como redactor jefe por el Dr. Rudolf Czelnai, Director de Programas y Actividades de Apoyo (y después Secretario General Adjunto), pero el Dr. Taba continúa con las entrevistas del Boletín hasta la actualidad.

El año 1990 fue el cuadragésimo aniversario de la OMM y una divisoria para lo que se denominó entonces implemente el Boletín. Cambió una vez más el estilo, apareciendo el texto en dos columnas sin justificar con una línea central. En particular, el diseño de la página se hacía entonces en la Secretaría, utilizando un sistema de autoedición. Una importante innovación fue la decisión de establecer un tema para cada número; otra fue incluir en el número de julio una descripción del sistema climático mundial del año anterior. Se cambió el título de redactor jefe adjunto del Boletín al de redactor jefe asociado.

El Dr. Czelnai se jubiló en 1992 y fue reemplazado por el Dr. Rodolfo de Guzmán. El Dr. A. S. Zaitsev tomó el control como redactor jefe en el número de enero de1995 y, a su jubilación, fue reemplazado de forma temporal por el Sr. W. Degefu y después por el Prof. Hong Yan, redactor jefe de este número del aniversario.

El año 2000 marcó el quincuagésimo aniversario de la OMM. El Boletín se rediseñó especialmente para celebrar el acontecimiento en un formato con márgenes mayores, permitiendo la impresión de más texto en el mismo número de páginas (96 de media). La portada de los cuatro números fue blanca con el anagrama de OMM-50 en gris incorporado al fondo de la portada y contraportada. Colocados en orden cronológico, boca abajo y lado a lado, como en un puzzle, el anagrama OMM-50 aparece entero en las cuatro portadas. En el interior se cambió el tipo y, aunque se mantuvo el formato de dos columnas, fue con el texto justificado y sin línea media.

A partir de 2001, la portada lleva una ilustración frente a un fondo coloreado, pero la presentación interior sigue siendo la misma que en 2000. El nuevo estilo es mucho más flexible y proporciona más posibilidades en el diseño de página.

El marco general del Boletín puede no haber cambiado considerablemente, pero los contenidos detallados han evolucionado para adaptarse a los tiempos e intereses cambiantes. Aunque concentrándose inicialmente en la meteorología pura y en las actividades de los organismos constituyentes de la OMM, pronto empezaron a aparecer artículos sobre las aplicaciones de la meteorología, hidrología, climatología, y más recientemente, preocupaciones medioambientales. Una reciente innovación, por ejemplo, en julio de 2000, fue el lanzamiento de una nueva serie ocasional sobre mujeres en meteorología e hidrología operativa.

  1 2 3 4
Se diseñó una serie especial de portadas para celebrar el 50º aniversario de la OMM en 2000.
 

La revolución tecnológica ha significado que pueden incluirse artículos del estado de la técnica e informes actualizados de reuniones y actividades programadas. Ha significado también que pueden alojarse más ilustraciones, haciendo los artículos más atractivos y fácilmente comprensibles. Las limitaciones financieras significan que la mayoría de las ilustraciones interiores tienen que imprimirse en blanco y negro, incluso si los autores proporcionan una versión en color. Sin embargo, en muchos casos tales como las imágenes por satélite, la información vital se transmite por el uso del color, y si no es posible imprimir en color, las ilustraciones deben omitirse.

El redactor jefe del Boletín está encantado de considerar la inclusión de artículos remitidos por expertos de todo el mundo, ¡incluso aunque no sea siempre posible hacerlo tan pronto, o con una longitud tal, como elautor desearía! Es más, el número de dichos artículos ha aumentado exponencialmente con los años. Una de las razones para ello es seguramente la facilidad de preparación y transmisión de material electrónicamente, pero nos gustaría pensar que es también un reflejo del interés suscitado por el Boletín y del respeto que impone en todo el mundo, así como del reconocimiento de su calidad y amplio alcance.

Otro síntoma del éxito del Boletín es el creciente número de solicitudes para reproducir artículos del Boletín en otras revistas y como ayuda educativa, tanto en papel como en la Web.

cover

 

El diseño actual de la portada del Boletín.  

Un examen riguroso de los volúmenes del Boletín durante los últimos 50 años revela un verdadero tesoro de información valiosa inestimable para estudiantes, investigadores y cualquiera con interés en la historia y el desarrollo de la Organización y su Secretaría.¿Y el futuro? Esperamos que el Boletín esté disponible en formato electrónico—en línea y en CD-ROM— en un futuro cercano. Actualmente, enviamos la portada, el índice y “En este número”¡con la esperanza de que despierten nuevos apetitos! Una ventaja de estar en línea sería que las versiones en color de las ilustraciones adjuntas estarían también disponibles. Por encima de todo, esperamos poder continuar sirviendo a nuestros lectores proporcionándoles artículos interesantes e informativos de manera atractiva. Siempre estamos deseosos de realimentación sobre nuestros artículos y de sugerencias para números futuros.

El redactor jefe aprovecha esta oportunidad para agradecer a todos los que han contribuido a la preparación del Boletín durante los últimos 50 años, y que lo han convertido en lo que es hoy, así como a todos aquellos cuyos esfuerzos se combinarán para hacerlo aún mejor, esperamos, en el futuro.

Por último, pero definitivamente no menos importante, querríamos agradecer a todos ustedes, nuestros lectores, su fidelidad.

back to top

 

 

 

 

 

 


Descargar
   
  Ultimo número [pdf]

Acerca del Boletín
  Consejo editorial
  Directrices para los autores
  Anuncios
  El Boletín de la OMM:
  los primeros 50 años
  Entrevistas

 Archivos
 Suscribirse/Comprar este número


Contacto: pubsales - OMM ©2014 Ginebra, Suiza

 

  .