Temas world map
Temas > Medio ambiente

Medio ambiente

Planeta TierraToda forma de vida depende de que el planeta goce de buena salud. Sin embargo, los sistemas interrelacionados que conforman el entorno natural -la atmósfera, los océanos, los cursos de agua, la tierra, la capa de hielo y la biosfera- están amenazados por las actividades humanas. Además, un entorno frágil resulta más vulnerable a los desastres naturales que, a su vez, lo degradan en un círculo pernicioso de causas y efectos.

Los datos de observación relativos al tiempo, el clima y la atmósfera, que se recopilan por medio de las redes de observación de la OMM y los sistemas de transmisión de datos y de predicción, mantienen a los encargados de formular políticas informados acerca de la situación del medio ambiente, de manera que se encuentran en mejores condiciones para prevenir su ulterior degradación.

La falta de precipitaciones durante largos períodos de tiempo o la explotación incontrolada de la tierra causan daños al entorno natural y desembocan en la desertificación. Se estima que un tercio de la superficie de la Tierra y un quinto de la población mundial están amenazados por la desertificación. Por ello, la OMM presta atención a los aspectos de la variabilidad del clima y el cambio climático que tienen repercusiones en el medio ambiente.

La diversidad biológica (las formas de vida que pueblan la Tierra y sus pautas de evolución naturales) contribuye al buen funcionamiento del medio ambiente mundial. La contaminación atmosférica, la escasez o la contaminación del agua, la degradación del suelo y la expansión de los núcleos urbanos amenazan esa diversidad. Se considera que el aumento de la temperatura de los océanos es la causa de la decoloración de los arrecifes de coral, que proporcionan el sustento a numerosos organismos marinos y, a la vez, constituyen una importante atracción turística. En ese sentido, los episodios de El Niño resultan especialmente preocupantes.

Los ecosistemas, como los humedales, los bosques o los lagos, son un elemento importante del régimen natural de un río. Constituyen una zona de protección entre los ríos y los ecosistemas terrestres y son importantes para almacenar o atenuar las aguas de crecida. Por ello, es necesario que sigan estando en buenas condiciones. Las intervenciones estructurales para la gestión de crecidas no garantizan el control total de las crecidas cuando éstas superan el umbral para el que han sido concebidas esas intervenciones; además, pueden tener efectos perjudiciales en el entorno natural.

El ozono estratosférico protege las plantas, la vida marina, los animales y las personas de la radiación ultravioleta solar, que resulta dañina para la vida en la Tierra. Los clorofluorocarbonos y otros productos químicos antropogénicos son responsables de la destrucción de la capa de ozono.

Una de las actividades principales de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales consiste en vigilar los cambios a largo plazo de los gases atmosféricos de efecto invernadero, la radiación ultravioleta, los aerosoles y el ozono, y evaluar sus consecuencias en los seres humanos, el clima, la calidad del aire y el agua, y los ecosistemas marinos y terrestres. Otra actividad importante es vigilar el transporte por aire y por agua de las partículas peligrosas que surgen a raíz de una explosión volcánica o un accidente industrial. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático utiliza los datos de observación de la OMM en sus evaluaciones del cambio climático, de sus posibles efectos y de las opciones de adaptación y atenuación de esos efectos.

La OMM facilita apoyo a los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente

Las bases sobre las que se asientan nuestros conocimientos relativos al medio ambiente son datos y la información con valor añadido que se deriva de los mismos. Los Miembros de la OMM se encargan de explotar el Sistema mundial de observación integrado de la OMM, que abarca complejas redes relacionadas con el espacio, la atmósfera, la Tierra y el mar. La OMM es la fuente reconocida de observaciones únicas y sistemáticas mundiales sobre el estado de una amplia variedad de fenómenos geofísicos; aglutina conjuntos de datos y archivos a largo plazo, y posee unos conocimientos científicos y técnicos que le sirven para facilitar asesoramiento en materia de políticas sobre diversas cuestiones importantes relacionadas con el medio ambiente. En particular, la OMM informa sobre el estado del sistema climático mundial y del medio ambiente atmosférico y elabora diversas evaluaciones científicas, declaraciones, boletines y otras advertencias sobre el estado del clima y el medio ambiente. Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales emiten periódicamente predicciones y avisos meteorológicos e hidrológicos y advertencias sobre el clima, así como otro tipo de información relacionada con el medio ambiente en todo el mundo.

La OMM facilita apoyo directo a varios acuerdos multilaterales sobre medio ambiente:

La OMM acoge y copatrocina las Secretarías del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático y del Sistema Mundial de Observación del Clima y presta apoyo directo a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La OMM organiza el trabajo de los administradores de las investigaciones sobre el ozono de las Partes en el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, con la ayuda de la Secretaría del Ozono (que acoge el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente).

La OMM participa en la labor de los órganos subsidiarios de asesoramiento científico y técnico de las siguientes organizaciones:

 

 

top
line

 

© Organización Meteorológica Mundial (OMM), 7 bis, av. de la Paix, CP 2300, CH-1211 Ginebra 2, Suiza -Contáctenos
- Derechos de autor | Fraudes | Confidencialidad | Descargo de responsabilidad | Condiciones de uso | Naciones Unidas | Accesibilidad